ALFONSO XII Y LOS ESPETOS. «La Opinión de Málaga» (27-IV-2020) Comentario.

04/05/2020

Sirva de una vez por todas para acabar con esas interesadas fake news, puro invento sin soporte documental alguno, de la expresión «asín no, con los deos majestá, con los deos…», tan ampliamente difundida como irreal. Las fechas no cuadran. Cuando Alfonso XII visita el Palo (21-enero-1885), faltaba en torno a una década para que se construyera  el merendero «La Gran Parada». Miguel Martínez Soler -«Miguel el de las sardinas»- era un niño con apenas 13 años. Queda demostrado, pues, que el rey no pudo visitar el merendero por la sencilla razón de que no existía, y que Migué, con tan corta edad, tampoco pudo ofrecérselas y obviamente imposible que pronunciara la chusca frase dirigida al monarca. Todo pura falsedad.

La obra: «De la caña al plato: física y fruición del espeto», coautores Dres. Moreno Gómez, J. y Pérez Martínez, M., Edic. La Carta Malacitana,(Málaga, 2018), saca a la luz los documentos que prueban y denuncian el engaño.