Cargas de profundidad

02/01/2019

Entrando con suavidad en el piélago que las engalle, para ir bajando hasta reventar y explotar, hacer su labor de zapa y destruir al enemigo imaginado, temido, engrandecido porque arriba en la superficie se atenúa el peligro y se anuncia la intención de masacrar al enemigo señalado, imaginado … inventado, interesadamente. Y son cargas de profundidad que caen, golpean y estallan. De nuevo no hubo necesidad de “cherchez la femme”, al inicio del año nuevo, dando las campanadas de rigor, es decir de fin de año, en bikini floreado, mostrando a la mujer bella, atractiva, apetecible, esplendorosa, maquillada, bronceada … en bikini, en una y cada una de las cadenas televisiva, a cual más y mejor mostrando a la mujer bellísima, guardada por el macho de severa indumentaria, sin perder comba ni compostura, en pareja ¿desequilibrada? En la proclamación del nuevo presidente de Brasil, éste tipo proclamado ya, ya invocó sus prioridades poniendo por encima de todo a “Brasil y dios”, para a continuación señalar el peligro grande de la “ideología de género” … decidido a acabar con ella, ¿?, contra la mitrad de la población, como poco y nada menos. De nuevo y sin ambages ni disimulos, por si van y las mujeres se toman las confianzas que “no les corresponderán” … con estos tipejos en el poder y, por cierto también, entre los fanáticos y adherentes que les ha dado el poder, todos ellos muy machotes. Por otra parte y como un representante áulico de esa nueva hornada de machotes superlativos, supuestamente intelectuales y muy centrados en sus disquisiciones, como el señor Marías desgranando sus reservas y temores, ¿?, como cuando afirma en su último artículo: “Que habrá individuos decididos a abstenerse de todo trato con el sexo opuesto” … naturalmente cuando se refieren al hombre cayendo en las redes influenciables maléficas de la mujer. ¡Acabáramos! Y es a lo que estamos a punto de concluir si siguiéramos la influencia de estos tipos que tratan de convencernos que “el contacto cercano con mujeres es peligroso” … Frente a una realidad, tal como que el número de “condenas judiciales por maltrato de hombres a mujeres” el año pasado fue de 292.000. Y que en los últimos 15 años las mujeres asesinadas por violencia de género fueron 950. Pero da igual si algunos ¿malintencionados? … insisten en esos “peligros” ¿si nos acercamos demasiado a las mujeres?, como si las peligrosas fueran ellas