El urbanismo no es para el verano

Las excavadoras del Ayuntamiento de Málaga han convertido en escombros la Casona de la Virreina, una casa-palacio del siglo XIX que un rico indiano levantó hace un centenar de años en un privilegiado enclave de la ciudad. El edificio fue adquirido en el año 2000 por el consistorio y apenas un año después se anunció su recuperación inminente.

Continuar leyendoEl urbanismo no es para el verano

MARÍA AUXILIADORA

Leyendo un artículo del colegio ICET el otro día, me gustaría también dar mi pequeño homenaje a mi querido colegio Mª Auxiliadora; ese colegio al que todo el mundo conoce como «el colegio de la estación».De mis primeras vivencias recuerdo sus aulas de grandes ventanales, aquel comedor que a mí se me antojaba grandíiiisimo (con la percepción que un niño tiene del espacio), su maravilloso patio lleno de jazmines y una fuente central .Al entrar al cole nos poníamos en fila india, dos para ser exacta, y rezábamos un Ave María. Luego todas entrábamos en orden. El director, que era un señor calvo y algo gordito, a veces en el recreo o no recuerdo porqué motivo, también nos sacaba al patio a rezar.A mí me dieron clase en 2º curso Dña Paquita. Era una señora guapa, alta, morena... un poco rígida con nosotras. Digo nosotras porque el colegio en aquel entonces era sólo de niñas. Como en todo colegio ha de haber algún profe «hueso», nos tocó en 4º Dña Eduarda, uff, si te portabas mal.. reglazo en la mano (también en 1º tuve a esta profe). Gesto siempre serio, adusto, rígido. Algo mal andaba del estómago porque no había día que no mandase al portero a que le trajese su tónica correspondiente.En contrapartida teníamos a Dña. Adelaida, que daba clases a las niñas de 3er curso. A veces, si ya tenía hecho los deberes, me encargaba la fantástica misión de ir al patio a llenar una cajita con los jazmines caídos en el suelo. Me sentía yo muy importante y como en un mundo aparte. El patio solitario, los jazmines y yo. Era un encanto esta profesora, la recuerdo vestida de negro, con su pelo blanco y chiquitita, era como nuestra abuelita..En quinto curso me dio clases Dña. Adriana, también buenísima. A veces se traía al colegio a su hija Coni, con síndrome de Down, y todas las niñas jugábamos con ella. Estaba muy integrada en nuestro ambiente. Saliámos a un patio lateral a regar las plantas.Recuerdo el despacho del director, con su suelo de madera (era el primer suelo de madera que había visto en mi vida). Recuerdo su sonido al pisarlo. Allí nos mandaban a veces, a una compañera y a mí, cuando el director no estaba, para atender al teléfono. Aquel teléfono grande y negro. Eramos pequeñas, teníamos 9 años. Luego estaban los baberos blancos y otros grises, y la odiosa felpa blanca en el pelo, que picaba más que... También las representaciones de Navidad, todas vestidas de pastorcillas y alguna de las mayores haciendo de Virgen María y San José. Y esos días «especiales» en que venían a ponernos las vacunas, o aquel otro que nos hicieron la foto sentaditas en una mesa leyendo un libro, o la época en que nos preparaban para la Primera Comunión cantando «con flores a María».En fin, hace pocos días volí al «cole de la estación» y ví de nuevo sus aulas, su patio (sin jazmines y sin fuente), los pupitres, la galería... todo tan igual y todo tan cambiado!!

Continuar leyendoMARÍA AUXILIADORA

Cara y cruz de Fidel y el Che Guevara

JUAN MARÍA ALPONTE 16/08/2008 Vota Resultado 11 votos En noviembre de 1953, Ernesto Guevara, nacido en Santa Fe, Argentina, el 14 de junio de 1928, acababa de llegar a Guatemala después de un largo viaje por América Latina. Buscaba trabajo en un periodo presidencial: el de Jacobo Arbenz. Éste, elegido en 1950, había promulgado, en 1952, la Reforma Agraria y hecho su famosa confrontación con la United Fruit. Una exiliada, perseguida por la dictadura peruana porque representaba el aprismo de Víctor Raúl Haya de la Torre, fue encargada de encontrar soluciones para el joven médico argentino. Ella se llamaba Hilda Gadea. Sería, después, la primera esposa de Ernesto Guevara. Él no era, todavía, el Che.

Continuar leyendoCara y cruz de Fidel y el Che Guevara

ICET

Leo con alegría y nostalgia (¿por qué no reconocerlo?) la conmemoración el próximo día 21 de junio de los cincuenta años de la Asociación de Antiguos Alumnos del ICET que nos muestra la maravillosa página web de la Asociación de Vecinos de El Palo a cuya información añade una sabrosísima fotografía de aquellas aulas tan lejanas, tan machadianas.

Continuar leyendoICET

Olor a ramas quemadas de eucalipto

Al pasar por las playas de Benajarafe y Valle Niza, no sé por qué motivos, me vino a la mente el maravilloso artículo publicado por la doctora en Filosofía y premio Nacional de Poesía Chantal Maillard titulado «Yo soy de los que llorarían» dedicado a los Baños del Carmen.

Continuar leyendoOlor a ramas quemadas de eucalipto

TEATRO Y PODER

Una de las actividades humanas más temidas por los poderosos es el arte, y dentro del arte, el teatro. ¿Por qué? Probablemente por su capacidad plástica y sintética de reproducir con dramatismo o comicidad los papeles y las ideas universales presentes en el gran teatro del mundo.

Continuar leyendoTEATRO Y PODER