Cuarenta años de carreras por El Palo

10/04/2018

Si la Asociación de Vecinos del Palo sólo conserva carteles de la carrera popular a partir de 1985, la séptima edición, es porque, hasta entonces, «los carteles eran folios escritos a bolígrafo que pegábamos por el barrio», cuenta a La Opinión el dirigente vecinal Falele Rodríguez.

Este domingo, a partir de las 10.30 para los niños y de las 11 para los adultos, frente a la sede de la asociación de vecinos ­-en la plaza del Niño de las Moras­- dará comienzo la 40 edición de la Carrera Popular de El Palo, la segunda más antigua de Málaga, con un recorrido de algo menos de dos kilómetros para los niños y de cerca de siete para los adultos.

Como explica Falele Rodríguez, que ha vivido todas las ediciones, la carrera nace en 1978 por iniciativa de la asociación de vecinos y con un objetivo: «Había muchas necesidades en el barrio y quisimos tomar la calle, pasar un día de fiesta y al mismo tiempo que hacíamos un rato de deporte, reivindicábamos la falta de zonas deportivas y zonas verdes».

En esa primera edición del 78, el año de la Constitución, Falele Rodríguez recuerda la alta participación de los más pequeños. «Había mucha chiquillada», resalta. La carrera partió de la calle Real, junto a las Cuatro Esquinas, porque en las primeras ediciones «se corría por el centro del barrio». A este respecto, Francisco Leal, otro dirigente vecinal, recuerda que «prácticamente no se pedía permiso al Ayuntamiento y en la carrera solo había tres policías».

Era, destaca Falele Rodríguez, «una carrera artesanal», que con los años, fue variando de estación, de recorrido y de organizadores: En los inicios, se corría en octubre o noviembre y desde hace años, en abril; el aumento del tráfico fue obligando a la cita popular a buscar los paseos peatonales y a abandonar el centro del barrio y desde hace cerca de una década, para aliviar a la asociación de la complejidad burocrática, la competición está oficialmente organizada por la junta de distrito de Málaga Este, aunque a iniciativa de la asociación. «Pero el peso y el mérito de la carrera es toda de la asociación de vecinos, nosotros estamos a lo que ellos dispongan», precisaba ayer Pedro Palacios, el director del distrito.

Con motivo de este cuarenta aniversario, la asociación emplazará, en un lugar todavía por elegir, una exposición de fotografías de la carrera, con el deseo de que muchos antiguos deportistas puedan identificarse. Tras la carrera, la asociación retomará la tradición, aparcada unos años, de entregar los trofeos a continuación, cuenta Francisco Leal.

Además, Mercedes Pírez, la presidenta vecinal, quiere agradecer la labor «de los más de 50 voluntarios que estarán el próxima domingo y que son fundamentales».

Y tan importante como los voluntarios es la filosofía de la carrera desde 1978, que resume Falele Rodríguez: «Esto no se hace con espíritu competitivo, ha sido siempre una carrera participativa, un día de fiesta». Feliz cumpleaños