El Ayuntamiento retoma la construcción de un parking bajo un colegio

16/01/2020

El Ayuntamiento ha reconocido hoy la intención que tiene de construir un parking de 412 plazas bajo el patio del Colegio Valle-Inclán, de El Palo, un interés que denunció ayer el portavoz del PSOE, Daniel Pérez, aseguró que «De la Torre está creando incertidumbre entre los padres y madres de alumnos de este colegio, porque los niños y niñas estarán en clase sufriendo el impacto de polvo y alérgenos además del ruido» de las obras.

«Los socialistas rechazamos en rotundo que se lleve a cabo este atentado contra la salud de los escolares y dudamos mucho de que se cumpla con los plazos facilitados por el equipo de gobierno. Las obras tardarán muchos meses en acabar y repercutirán en el funcionamiento de las clases, aún más si encuentran alguna zona con bolsas de agua en el subsuelo o restos arqueológicos», ha defendido. «Nosotros queremos que los escolares vayan a clase con todas las garantías y no vamos a permitir que el alcalde anteponga sus intereses a los de nuestros niños», ha dicho, además de dudar de los plazos dados por el equipo de gobierno.

El Ayuntamiento, por su parte, ha emitido una nota para asegurar que el día 13 inició una campaña en Echeverría del Palo, a través de la que ha explicado a los vecinos las características del aparcamiento, y en sólo cuatro jornadas se han recibido en Smassa 144 solicitudes de información para adquirir una plaza en propiedad por los residentes de este barrio, «lo que pone de manifiesto la alta demanda y gran aceptación que ha tenido el proyecto«.

«El aparcamiento proyectado bajo una parte del patio del colegio Valle-Inclán viene a completar la oferta de aparcamientos en el distrito, cuyos propios vecinos demandan. El Ayuntamiento ha decidido retomar el proyecto de construcción tras constatar que los problemas de estacionamiento por la elevada actividad comercial del barrio y la afluencia de malagueños al Paseo Marítimo prosiguen, aún habiéndose implantado la zona azul en 2015 y comprobar que el aparcamiento bajo el mercado municipal resulta insuficiente», explica el Consistorio.

El Ayuntamiento indica haberse con los vecinos y tener con ellos un contacto constante. También ha habido varias reuniones con la delegada de Educación de la Junta, Mercedes García Paine, y con representantes del AMPA y de la Asociación de Vecinos. Asimismo, agrega que ha creado una serie de «itinerarios escolares seguros» durante la ejecución de la obra y tras su finalización, subsanando las posibles afecciones al centro. Incluso, el equipo de gobierno asegura que el modelo constructivo que se va a llevar a cabo tiene como premisas la seguridad y el normal desarrollo de las clases.

Otro punto destacable es que en la ciudad hay seis aparcamientos situados en patios de colegios o junto a centros educativos e instalaciones deportivas, y no hubo problemas de convivencia de la obra y el colegio.

El modelo constructivo es «tipo mina», descartándose la ejecución a cielo abierto. El modelo encarece el plan, «contempla previo a la excavación, la colocación de los muros de contención, de la pantalla y de la losa superior en un plazo máximo de tres meses, de junio a septiembre, lo que permite pasado este plazo continuar con la obra, garantizando la seguridad para la salud de los alumnos».

Finalizada la construcción, el colegio contará con una estructura tipo cubierta que va a permitir que el patio del centro sea usado 365 días al año, tanto por los alumnos como por los integrantes del Club Baloncesto El Palo.

Pérez también ha asegurado hoy que el regidor «está sondeando a equipos directivos y miembros de la comunidad educativa para acabar con uno de los centros públicos en Málaga Este, puesto que quiere sustituirlo por otro equipamiento», a lo que el Ayuntamiento ha contestado que es incierto que el alcalde haya planteado que estos centros (Antonio Gutiérrez Mata, Valle-Inclán y Miguel Hernández) dejen de prestar servicio. «Lo único cierto es que en el marco de la búsqueda de espacio para la mejora de las instalaciones del centro de salud de El Palo se ha planteado, como una de las opciones posibles, recurrir a algún equipamiento educativo para ser usado como centro de salud con las dimensiones adecuadas». Ello no supondrá, afirman, cerrar colegios, sino usar las instalaciones de uno de ellos siempre que la comunidad educativa y la Junta estén de acuerdo.