el nuevo centro de salud de El Palo, en Málaga, empieza a tomar forma

El Gobierno andaluz saca a concurso el proyecto de complejo que incluirá un nuevo consultorio y un Centro de Alta Resolución de Procesos. Dará cobertura a una población de 160.000 vecinos.Málaga

  • La Junta de Andalucía da un nuevo paso en su apuesta por responder a la exigencia que vienen protagonizando los vecinos de la zona este de Málaga, y de manera más concreta de la barriada de El Palo, desde hace años para contar con mejores instalaciones sanitarias.

Desechada la idea de construir un nuevo complejo hospitalario en esta parte de la ciudad (el proyecto se levantará en los terrenos del Civil), la Consejería de Salud acaba de activar el proceso para contratar la redacción del anteproyecto y de los proyectos básico y de ejecución que servirán de base para la ejecución de un nuevo centro de salud y de un novedoso Centro de Especialidades (Centro de Alta Resolución de Procesos).

Éste dependerá del Hospital Regional Universitario de Málaga y permitirá «acercar consultas externas y pruebas funcionales a la población de la zona este, maximizando la resolución de problemas de salud sobre la base de la integración funcional de servicios y procesos de atención primaria y hospitalaria».

De acuerdo con los detalles contenidos en la licitación, a los que ha tenido acceso el EL ESPAÑOL de Málaga, el coste inicial de estos servicios es de 900.377 euros (IVA incluido), con un plazo de 5 meses. De ellos, un mes se reservan para el anteproyecto y otros cuatro meses para los documentos restantes.

No obstante, la vigencia del contrato, que se vincula al seguimiento de la futura obra, es de 25 meses. Las empresas interesadas tienen hasta el 8 de marzo para presentar sus ofertas.

El complejo estará localizado en la misma parcela sobre la que se levanta el actual centro de salud de El Palo. Esto es, en la Avenida Salvador Allende, 159. En el nuevo equipamiento compartirán física y funcionalmente espacio un centro de salud dependiente del Distrito Sanitario Málaga, que sustituye al actual, y un Centro de Alta Resolución de Procesos (CARP), dependiente del Regional.

«Dicha simbiosis permite explorar las ventajas que, en el proceso de atención al paciente, el uso compartido de espacios y recursos tecnológicos y la comunicación simplificada entre profesionales de ambos niveles pueden aportar», se destaca en la memoria de la Consejería de Salud.

En la misma, se defiende el diseño de un centro de alta resolución «con un nuevo modelo de asistencia en el que se persiguen objetivos de mejor accesibilidad a los especialistas, disminución de los tiempos de espera y mayor rapidez en el diagnóstico y tratamiento».

Los datos técnicos precisan que el edificio proyectado dispondrá de una superficie útil neta de uso sanitario de 5.180 metros cuadrados. Ello dentro de un conjunto de 7.925 metros. En los mismos habrá áreas comunes, áreas específicas de atención primaria y áreas específicas de atención especializada. Estará dotado de un aparcamiento con capacidad para más de 90 vehículos.

Desde la Junta se recalca la necesidad de plantear un diseño de edificio que permita su uso ante situaciones de alertas de salud pública en condiciones de control y restricciones como las aplicadas en la actual pandemia debida a la Covid-19 (dobles circuitos de pacientes, accesos específicos independientes, partes del centro susceptibles de uso diferenciado, estancias de aislamiento, etc.).

Dentro del programa funcional destaca que se plantean dos salas de trabajo denominadas Sala Digital, de uso compartido por profesionales de atención primaria y de atención especializada.

Esto permitirá sinergias que aceleren los procesos diagnósticos, terapéuticos y de cuidados. Se configuran como centro de control de los servicios telemáticos y digitales de los diferentes procesos susceptibles de ser provistos en domicilio o en el propio centro sanitario y en la que habrá capacidad de acceso a teleconsulta.

Por otro lado, se establece un tratamiento/plan de cuidados, todo ello en el menor tiempo posible y siguiendo un protocolo establecido, dotándolo para ello de los sistemas y tecnologías necesarias. Los procesos a incluir son: procesos digestivos, respiratorios, urológicos, cardiológicos, ginecoobstétricos, oftalmológicos, musculoesqueléticos y de soporte.

Las instalaciones hasta ahora existentes venían a cubrir las necesidades de una población de 35.076 habitantes, localizada fundamentalmente en la barriada de El Palo, a los que hay que añadir el núcleo rural de Olías y el municipio de Totalán. No obstante, se prevé un crecimiento a diez años, alcanzando los 37.537 habitantes.

Pero con la construcción del centro CARP, podrá darse cobertura a una población de referencia estimada en 160.000 personas, en el marco de un ámbito de atención hospitalaria del que forman parte El Palo, Limonar, Pedregalejo, Rincón de la Victoria, y Capuchinos y Victoria. 

Asimismo, se destaca que una de las dimensiones asistenciales relevantes y considerada prioritaria «es la atención a pacientes crónicos y/o de edad avanzada, ya que el envejecimiento demográfico caracteriza la población de esta zona de la ciudad».

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad
×