El ‘parking’ subterráneo que se baraja en El Palo apunta a las pistas del colegio de Echeverría

02/06/2018

El Ayuntamiento de Málaga parece tener claro que el tercer ‘parking’ subterráneo que pretende construir en la zona Este de la capital (ya están del del campo de fútbol y el del mercado municipal) será en el entorno de Echeverría del Palo, donde la implantación de la zona azul en febrero de 2015 ha favorecido una mayor rotación de vehículos pero sin acabar con los problemas de aparcamiento debido a la actividad que generan los comercios y bares de la barriada, además del movimiento de la Tesorería de la Seguridad Social. Y puestos a buscar posibles ubicaciones, la que a priori se presenta como la más factible es bajo las pistas deportivas del colegio público Valle-Inclán.

La principal ventaja es que el subsuelo en este punto es lo suficientemente amplio como para construir una gran infraestructura, ya que la intención de la Sociedad Municipal de Aparcamientos (Smassa) es que su capacidad no sea inferior a las 250 plazas. En el plano negativo, la afección al centro educativo, ya que durante la ejecución de las obras se quedaría sin pistas por un periodo aproximado de seis meses, según las primeras estimaciones. Ante la falta de solares de grandes dimensiones en la zona, también se pusieron los ojos en una parcela privada en Las Acacias, aunque finalmente tuvo que ser descartada porque su propietario ya le había buscado destino. Otra opción que se ha barajado es construirlo bajo algún vial en una actuación similar a la que se realizó en la calle Salitre, pero ninguna de las avenidas tiene la anchura necesaria como para encajar el recinto que se pretende acometer sin que el precio de cada plaza se dispare.

En cualquier caso, desde el gobierno municipal aseguran que la localización definitiva dependerá de los estudios de viabilidad y de los contactos que se mantendrán con los colectivos vecinales y comerciales de la zona. Para la elaboración de los estudios pertinentes, la entidad mixta Smassa (el 51% está en manos del Ayuntamiento y el resto se lo reparten a partes iguales Unicaja y Empark) cuenta en sus presupuestos de este año con una partida de 245.000 euros. En cuanto a funcionalidad de las futuras instalaciones, la previsión es que sea mixta, de forma que una parte se destine a rotación y otra se reserve para residentes que estén interesados en adquirir una plaza.

Aunque el proyecto aún está en una fase inicial, El Palo es la prioridad del Consistorio para retomar la construcción de aparcamientos públicos tras varios años de parálisis. Salvo el de la calle Nosquera, ligado a la promoción de VPO, los últimos edificios que levantó Smassa fueron los que entre 2009 y 2010 puso en marcha en San Ignacio de El Palo, Gamarra, Pinos del Limonar y Clarines. A partir de entonces, la crisis se cruzó en su camino, de forma que entre el escaso nivel de ventas de las plazas que se terminaban y el endeudamiento que acumulaba, la entidad se vio obligada a echar el freno