El proyecto de los terrenos Repsol “miente” a los vecinos

12/01/2020

La presentación del proyecto para la zona de los antiguos terrenos de Repsol ha despertado el descontento de la plataforma Bosque Urbano  Málaga. Su portavoz, Pedro Francisco Sánchez, ha indicado que se sienten “engañados” por el equipo de gobierno formado por el Partido Popular y Ciudadanos.

Según el proyecto dado a conocer en el día de ayer por el alcalde, Francisco de la Torre, la parcela cuenta con una superficie total de 177.548 metros cuadrados. De estos, 128.459 metros cuadrados están destinados a un nuevo gran parque y al proyecto de urbanización del sector, contemplando un parque vallado de 65.000 metros cuadrados.

Con esta propuesta encima de la mesa, Sánchez ha recordado que desde el Bosque Urbano pedían la totalidad de los terrenos como zona verde, recordando que “tanto PP como Cs nos vendieron en precampaña que allí iba a haber un parque de 140.000 metros cuadrados. Después de las elecciones las promesas van menguando. Nos mintieron”. “Nos engañaron antes y nos engañan ahora, porque el parque va a ser de unos 65.000 metros cuadrados”, ha criticado.

Asimismo, desde la plataforma tienen “serias dudas” de que a la hora de ejecutar el proyecto “no mengue esa presencia de árboles. Ya tenemos experiencia en Málaga”, ha reivindicado.

“Al finalizar las obras vemos una losa de hormigón o de mármol con cuatro o cinco arbolitos en las esquinas y eso no es lo que nos venden normalmente”, ha ejemplarizado, subrayando que “en la infografía que nos han vendido no proyectan las torres, está todo pintado de verde”.

En esta línea, ha puntualizado que los terrenos están situados en “la zona más densamente poblada de Europa y se encuentra entre dos distritos con un enorme déficit de zonas verdes, Carretera de Cádiz y Cruz de Humilladero”.

Sánchez también destaca que desde el Ayuntamiento “no dan respuesta” al tráfico “colapsado” en esta zona de la ciudad y que se incrementará tras el desarrollo urbanístico que hay planteado. “En el Camino de San Rafael donde van 3.200 viviendas; la zona de El Duende donde van otras 1.000 viviendas; más las cuatro torres y el centro comercial en los terrenos Repsol”, ha enumerado, explicando que ese desarrollo urbanístico se justifica con la conexión entre el Bulevar Adolfo Suárez y la ronda de Málaga.

Así, ha asegurado que “el Ayuntamiento sabe que no se puede hacer, porque no tiene los permisos de Fomento y no los tiene porque técnicamente no es posible”. Por ello, ha alertado de que la construcción de estas viviendas, sin una conexión que aligere el tráfico, “va a colapsar los barrios y, de aquí a 10 o 15 años, vamos a tener una zona en la que no nos vamos a poder mover”.

Otro de los puntos problemáticos, según la plataforma, es la gran superficie comercial proyectada, que pone “en serio peligro” el comercio tradicional de Carretera de Cádiz y Cruz de Humilladero. “Esta superficie no aporta nada, porque Málaga ya tiene grandes centros comerciales y a escasos metros está el centro comercial abierto de Cruz de Humilladero, que a duras penas está sobreviviendo”, ha incidido.

“Criticamos que por un lado el Ayuntamiento venda creación de empleo en ese centro comercial, pero no nos quiera contar la destrucción de empleo que se va a generar en este pequeño comercio”, ha agregado.

Del mismo modo, ha manifestado que los terrenos Repsol “no están descontaminados” y cuyas sustancias tóxicas “se pueden traspasar a la parcela donde se haga el parque”.

Por último, el portavoz de Bosque Urbano ha reclamado que “no tiene nada que ver” lo pedido por los vecinos, comerciantes y colectivos de la zona con el proyecto presentado, quienes piden una gran zona verde, ha insistido. “El parque que van a hacer allí sirve para justificar y es lo mínimo que les exige la ley para lo que van a urbanizar en la parcela, no va a paliar en nada el déficit de zonas verdes que tiene la zona”, ha resaltado.

En contraposición, la plataforma ha aplaudido que el proyecto contemple la creación de un lago central y la plantación de especie autóctonas: “Nos llama la atención que se hayan cogido elementos que presentamos, cosa que nos alegra”. Así, han exigido a PP y Cs que “sean más ambiciosos y hagan la parcela en su totalidad como un gran bosque”.

Datos sobre el proyecto

En los 177.548 metros cuadrados se distinguen cuatro elementos. La pastilla norte estará destinada a zonas verdes, equipamiento público, pistas deportivas y parques infantiles. El bulevar Adolfo Suárez que conectará a la A7 con la estación Málaga-María Zambrano. La pastilla de más de 134.000 metros de techo para uso residencial (protegido y libre) y/u oficinas y uso comercial. Zonas verdes y urbanización del sector que suman 128.459 metros cuadrados.

El alcalde ha precisado que las obras de urbanización cuentan con un plazo de ejecución de 12 meses y una inversión de 10,1 millones de euros; las obras del aparcamiento subterráneo (de 672 plazas) con un plazo de 18 meses y un presupuesto de 11,23 millones de euros y las del Parque de Repsol un presupuesto de 8,3 millones de euros y un plazo de ejecución de 24 meses. Las obras, tras culminarse el proceso administrativo, podrían comenzar en 2021.

Crítica de la oposición

La oposición en el Ayuntamiento ha criticado la propuesta de los antiguos terrenos de Repsol. Así, el portavoz del PSOE, Daniel Pérez, ha exigido que “no se hipoteque la salud de los malagueños llenando de cemento y ladrillo los terrenos de Repsol”. También Pérez le ha pedido que dé marcha atrás a la construcción del aparcamiento soterrado de cuatro plantas y también a la de los edificios.

Mientras que su homólogo de Adelante, Eduardo Zorrilla, ha advertido de que este proyecto presentado por el regidor “no mejoraría la ratio de zona verde por habitante de los dos distritos más densamente poblados de Europa”. Además, ha recordado que este grupo municipal sigue apoyando la propuesta avalada por más de 30 colectivos ciudadanos, ecologistas, profesionales, entre otros, que reclaman para esa zona una gran Bosque Urbano.