Fallece San Emeterio, exjugador del Málaga en la década de los 50

  • Categoría de la entrada:Sin categoría

Con quince años empezó a sobresalir en el Unión Juventud. Su calidad llamó la atención de los técnicos del Racing, y al año siguiente estaba ya dentro del elenco racinguista formando parte del equipo aficionado del club santanderino. El chaval fue disparado a la prometedora fama. Y el Atlético lo tuvo enrolado en su plantel, como promesa, en su equipo juvenil.

Al Málaga llegó en Primera División con el equipo recién ascendido para integrarse en un plantel que no consiguió evitar que se produjera el segundo descenso. Antes de enrolarse al equipo de Martiricos, San Emeterio pasó por el Palencia, donde adquirió la veteranía que precisaba para estrenarse en la división de honor. Aquel año de la llegada de San Emeterio al Málaga también lo hicieron Del Río, Juan, Estruch, Emilio Soto y Alfredo Vera, además de Aumesquet y Pont.

Extremo izquierdo

San Emeterio se alineaba habitualmente como extremo izquierdo. El 14 de septiembre de 1952, en el primer encuentro del campeonato, el santanderino con 22 años cumplidos se estrenó como malaguista. También con él debutaron Del Río, Soto y el gallego Juan. Andonegui siguió confiando en San Emeterio en las ocho primeras jornadas. El 12 de octubre, en Torrero, entonces el feudo del Zaragoza, se estrenó como goleador. El Málaga ganó su primer partido de la temporada fuera de La Rosaleda. Los tres entrenadores de la campaña contaron con el cántabro, pero no lo utilizaron como extremo zurdo. Disfrutó de plaza a la derecha, porque el '11' estaba caro. Los entrenadores contaban con Lasa, Mora y Estruch para ocupar la plaza. En diez encuentros Justo San Emeterio llevó el dorsal 11 y en tres actuó como extremo derecha. Con tres goles contribuyó a la menguada cuenta con que se clausuró la Liga del sonado 6-0 al Real Madrid.

Con el paso de los años, Justo San Emeterio volvió y estableció su residencia en Málaga. Su vuelta no tenia nada que ver con sus afanes balompédicos. Lo hizo como director de una empresa de construcción. La etapa futbolística de Justo San Emeterio terminó poco después de su salida del titular de Martiricos. De los que compartieron con él vestuario solo siguen, en Málaga, entre nosotros Juanito Mora y Loli