Integrantes de la plataforma por la Defensa de los Baños del Carmen denuncian que el terreno que el restaurante de El Balneario ha convertido en parking privado para sus clientes “no tiene autorización” para este uso

03/11/2017

…“no recoge un aparcamiento”. Añade que la posición de la plataforma es que en esa zona no haya “ningún coche” ni ahora ni en el futuro, ya que “debe ser un parque público donde además hay unos jardines históricos”. El establecimiento, gestionado por el ex concejal del PP Damián Caneda, cambió recientemente el cartel en el que se prohibía aparcar por uno que lo permitía, pero de forma “exclusiva” para sus clientes. Informa EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.

SEGÚN Garzarán, hace un par de años los vecinos denunciaron este aparcamiento, aunque por aquel entonces no era tan escandaloso como ahora, y se abrió un expediente del que aún no tienen noticia. Desde entonces y hasta ahora el espacio que El Balneario se ha ido apropiando es cada vez mayor. En el cartel que los dueños han colgado se puede leer “Exclusivo clientes, hasta completar plazas”, un uso que no estaría permitido según los vecinos. Adolfo García, de la AAVV de Pedregalejo, sostiene que aunque la administración estatal es la máxima responsable, el Ayuntamiento y la Junta también podrían intervenir de alguna forma. “Hemos informado mediante escritos muchas veces a la demarcación de Costas y a otras administraciones pero no ha habido respuesta” explica García. A su juicio lo lógico es permitir la entrada a los coches de emergencia y algunas excepciones, pero no en lo que se ha convertido en los últimos años. Añade que “todo parece indicar que no va a resolverse hasta el año que viene que es cuando se acaba la concesión”.

DE cara a ese futuro próximo, cuando la actual concesión caduque en 2018, la plataforma propone que se busque una figura de protección, tanto del frente marítimo como del terrestre, para defender la zona de cara a proyectos como el que Costa tiene de crear una playa artificial con material que puede dañar la biodiversidad. “Hay legislación suficiente para proteger este espacio, que es la única zona con esta riqueza después de La Araña y Guadalhorce” opina García. Según cuenta, gracias a las alegaciones del Aula del Mar, la Secretaría de Estado pidió una evaluación de impacto ambiental ordinaria, frente a la abreviada que se había propuesto en un principio.

SOBRE el futuro de la concesión de El Balneario, que ahora mismo se encuentra en manos del empresario y ex concejal del PP, Damián Caneda, poco se sabe. Los vecinos esperan que el futuro sea un proyecto que integre el fondo marino y el terrestre, y por supuesto tienen claro que en la zona donde ahora mismo existe un parking privado, aparentemente sin ningún tipo de permiso, “no haya ni un coche”.

CABE recordar las múltiples polémicas que han rodeado a El Balneario desde que Caneda se hiciese cargo de la concesionaria. Ya en mayo de 2016 salió a la luz que se hicieron obras sin licencia para erigir una jaima de 200 metros cuadrados en el establecimiento. También la Gerencia de Urbanismo denunció condiciones “insalubres”, entre las que se encontraba la existencia de amianto cerca de las cocinas (La regeneración que Caneda quiere para los Baños del Carmen: obras ilegales, una carpa sin licencia y amianto junto a la comida. Los empresarios, pasan de las críticas: “Nosotros seguimos a lo nuestro”), algo que el ex concejal tachó de “persecución política”. La adquisición de los Baños también fue un proceso extraño, mientras Caneda era concejal de Cultura del PP en el Ayuntamiento de Málaga fomentó y propuso convertir los Baños del Carmen en un reclamo turístico (AQUÍ). Poco después abandonó la política por “proyectos personales” e inmediatamente, como anunció en primicia esta revista, se hizo con la concesión de Los Baños del Carmen (El exconcejal Damián Caneda está al frente de la sociedad concesionaria de los Baños del Carmen… tal y como adelantó EL OBSERVADOR en exclusiva hace semanas).