La EMT estrena diez ‘mega-autobuses’ con capacidad para más de 150 pasajeros

30/10/2018

La EMT acaba de incorporar a su flota diez nuevos autobuses articulados que, con una longitud de 18,75 metros, son los más grandes que jamás han prestado servicio en la ciudad. Casi un metro más de amplitud y, por tanto, con más capacidad, ya que estos vehículos pueden transportar a más de 150 personas, 20 más que el resto de articulados que integran la flota de la empresa municipal de transporte. Tras varios días de pruebas durante la semana pasada, los primeros ‘mega-autobuses’ se estrenaron ayer en la línea 11 (Universidad-Alameda-El Palo) y en los próximos días irán sumándose los demás (el último llegó ayer a las cocheras del Camino de San Rafael). Esta nueva remesa ha supuesto un desembolso de 3,39 millones de euros (4,1 millones si se incluye el 21% de IVA) procedentes del plan de inversiones financieramente sostenibles de 2017 y se une a otros cinco lotes adquiridos el año pasado que se materializaron en la incorporación de 46 autobuses (15 articulados de 18 metros, 15 de tipología estándar de 12 metros, otros 11 híbridos igualmente de 12 metros, cuatro de 10 metros y un minibús) por un montante de 12,8 millones (15,6 con el IVA).

En principio, está previsto que estos diez nuevos vehículos se muevan indistintamente entre la citada L-11 y la L-3, que es la otra macrolínea que permite recorrer la ciudad de este a oeste sin trasbordos al conectar Carretera de Cádiz con El Palo. ¿Por qué estas dos? Porque son las que mayor demanda de viajeros tienen (suman casi seis millones de viajeros al año). Además, el trazado de ambas rutas no incluye viales estrechos que dificulten el giro de estos grandes autobuses.

Estas nuevas unidades, de la marca MAN con carrocería de la empresa española Castrosua, son un 5% mayores que la medida estándar utilizada hasta ahora en la fabricación de autobuses articulados, y permiten ganar una fila de asientos de forma que ofrecen 41 butacas. Además, en su configuración se puede reservar espacio para dos sillas de ruedas, ya que esta mayor longitud permite aumentar el espacio para personas con movilidad reducida de los 1,3 metros exigidos por ley hasta los 1,45. En cuanto a su equipamiento, al igual que los adquiridos en 2017, cuentan con sistema automático de extinción de incendios, rótulos de línea a color, sistema de videovigilancia interior y pantallas interiores que informan de la posición relativa del vehículo dentro de la línea, mostrando el nombre de las próximas paradas así como las líneas con las que hay correspondencia en caso de bajar en cada una de ellas, así como sobre la oferta turística cercana a cada parada. Respecto a las características técnicas, cuentan con la última tecnología en motorizaciones cumpliendo la normativa Euro-6 que elimina las emisiones de partículas a la atmósfera y disminuye la contaminación acústica y las vibraciones.