La gratuidad de los libros de texto se extiende a toda la enseñanza obligatoria

03/07/2008

Se acabaron las preocupaciones económicas de los padres malagueños cada septiembre por culpa de la »vuelta al cole». A partir del próximo curso, sólo tendrán que hacer números del material escolar y de la ropa de sus hijos, porque los libros serán gratis en toda la educación obligatoria con la incorporación de segundo y cuarto de ESO al plan de gratuidad de libros de texto.

En total, más de 50.000 estudiantes de ambos cursos de Secundaria se verán beneficiados por este programa en Málaga, donde más de 168.000 alumnos de entre 6 y 16 años no tendrán que pagar por los manuales de texto para los centros públicos y concertados. En Andalucía, serán más de 165.000 los alumnos de instituto beneficiados con la suma de los dos nuevos niveles, mientras la cobertura alcanzará en total a los 923.000 escolares.

Con esta última incorporación, que supondrá a la Consejería de Educación un gasto de más de cien millones de euros en toda la Comunidad Autónoma, se completará el plan andaluz que se convirtió en una prioridad educativa durante la pasada legislatura, y que quedó reconocida como derecho en el nuevo Estatuto de Autonomía. «Se cumple un compromiso del Gobierno andaluz por el que en poco más de tres años se ha extendido la gratuidad de los libros a toda la enseñanza obligatoria para que la educación sea una garantía para todos», asegura José Nieto, delegado de Educación.

Régimen de préstamo

De acuerdo con el régimen de préstamo establecido en el programa, los libros son propiedad de la administración educativa y, una vez concluido el curso académico, permanecen en los centros para que puedan ser utilizados posteriormente. El material se renueva cada cuatro años, salvo en el primer ciclo de Primaria, en el que se cambia todos los cursos debido a que el material sufre una mayor utilización y los libros son en muchas ocasiones de un solo uso.

Además de apoyar a las familias andaluzas, esta iniciativa pretende también educar en la obligación de cuidar un bien colectivo como propio y en la responsabilidad de mantener los libros en buen estado para su uso posterior por otros alumnos.

En cuanto a la cuantía de los cheques libro, que se dan a los padres a principios de cada curso para que puedan canjearlos por los manuales en cualquier comercio autorizado o librería, el primer ciclo de ESO recibirá 220 euros, mientras que serán 240 para el segundo ciclo.