La Junta de Andalucía baraja suelos al norte de la ronda este para el nuevo hospital

18/09/2019

Mientras disminuyen las opciones ciertas de que el tercer hospital comprometido por la Junta de Andalucía se levante sobre los terrenos del Hospital Civil, crecen las de un emplazamiento alternativo que se situaría en la zona este de Málaga capital y, más concretamente, al norte de la ronda este. El cambio de ubicación del gran proyecto sanitario que la Administración regional viene anunciando desde hace más de una década encuentra su justificación, según fuentes de la propia institución, en la decisión de ampliar de 800 a 1.000 la capacidad del equipamiento planteado.

En este nuevo escenario, confirmado por el propio consejero de Presidencia, Elías Bendodo, se pone en cuestión que la pastilla inicialmente elegida para su construcción, junto a la calle Blas de Lezo, tenga capacidad suficiente para acoger una instalación de esta envergadura. Fuentes autonómicas consultadas subrayan que si bien la decisión no está tomada es evidente la problemática en materia de evacuación, accesos y sostenibilidad del nuevo edificio.

Los interrogantes, que aseguran podrían tener respuesta en las próximas semanas, son confirmados por fuentes próximas al PP, en el que internamente se señala que desde el punto de vista técnico se concluye que el Civil no tiene capacidad suficiente para el nuevo modelo de hospital analizado. Con todos estos elementos sobre la mesa, la Junta ha mantenido en las últimas semanas varios encuentros con el alcalde de la capital, Francisco de la Torre, para analizar el asunto y abrir el análisis de posibles ubicaciones alternativas.

De acuerdo con otras fuentes consultadas, en esas conversaciones iniciales se ha hablado de manera directa de la zona este y de la búsqueda al norte de la autovía, en el entorno del sector Altos del Limonar, donde los redactores del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) llegaron a dibujar inicialmente un desarrollo de unas 500 viviendas.

Aquella propuesta de carácter residencial fue anulada por la propia Administración regional en el marco del Plan de Ordenación Territorial de la Aglomeración Urbana de Málaga (Potaum), obligando a que esos suelos mantuviesen su condición de no urbanizable. La normativa regional, no obstante, abre la puerta al posible desarrollo de equipamientos de interés supramunicipal, como sería el caso de un hospital.

Once años pasan del anuncio del ‘megahospital’

Justo cuando la Junta, con Juan Manuel Moreno Bonilla al frente, vuelve a sembrar de dudas el futuro del tercer hospital de Málaga, se cumplen once años de la primera ocasión en la que el Gobierno regional puso sobre la mesa su compromiso por ampliar la oferta hospitalaria de la capital de la Costa del Sol. Fue justo un 17 de septiembre de 2008 cuando la entonces consejera de Salud, María Jesús Montero (ahora ministra de Hacienda en funciones) acudió a la ciudad para presentar las líneas básicas del que fue bautizado como megahospital. Un anuncio que se hizo sin garantía alguna de financiación (a pesar de que se valoraba en unos 600 millones de euros) y para cuya ejecución se pretendía derribar el Hospital Regional (antes Carlos Haya), el Materno y el Civil. Once años después de aquel primer anuncio, la realidad es que Málaga sigue contando con la misma oferta hospitalaria, sin que se haya avanzado de manera cierta en el desarrollo de la anunciada infraestructura.

«Están estudiando ubicaciones alternativas en la zona este», expuso una de las fuentes, que apuntó que tras las primeras tomas de contacto los responsables de la Consejería de Salud deben analizar las fichas de las parcelas que serán enviadas por la Gerencia de Urbanismo. Un acercamiento que hasta el momento no se ha producido.

Preguntadas por el posible emplazamiento, las fuentes aludieron al entorno de los terrenos situados por encima de la gasolinera Galp, espacio calificado «como no urbanizable». «¿Se puede hacer un hospital? Sí, por interés general, tramitando la correspondiente modificación», aclararon las fuentes. Antes, en cualquier caso, las dos instituciones tendrán que analizar las opciones ciertas y determinar la viabilidad de las mismas.

«Queda una exploración técnica que se tiene que producir; si fuese adelante tendría que llegarse a un acuerdo e impulsar una modificación del suelo por interés general», indicaron. Se da la circunstancia de que, a la espera de una mayor precisión sobre las parcelas, la mayor parte de estos terrenos son de titularidad privada.

La apuesta por la zona este permitiría a la Junta dar respuesta, además, a la demanda de un tercer hospital en este espacio de la urbe, que fue incluso comprometida por el actual presidente, Juan Manuel Moreno Bonilla en el programa con el que concurrió a las elecciones regionales del pasado mes de diciembre. Una iniciativa que recientemente fue descartada por la Junta, apostando por la ampliación del centro de salud de El Palo.

Tampoco es la primera vez que en el plano municipal se habla de esta posibilidad. Cuando el debate se cernía sobre la posibilidad de que la Junta diese forma al bautizado como megahospital, De la Torre llegó a ofrecer suelos municipales en los sectores de El Tinto o Wittenberg para ejecutar un centro de unas 400 o 500 camas.

La solución que ahora empieza a tomar cuerpo reabre una línea de acción analizada hace una década, cuando el Observatorio de Medio Ambiente Urbano (OMAU), dependiente del Consistorio, redactó un estudió en el que se defendía la posible implantación del hospital al norte de la autovía oriental debido a su menor impacto desde un punto de vista medioambiental.