La ultraderecha

30/07/2018

No era que “hubiera vuelto el PP”, más bien es que la ultraderecha más rancia y miserable se está instalando, entre risas y buenos modales de los “nuevos dirigentes del PP” que son los mismos desde hace tanto, desde las tripas del ADN del PP.
Asegura Pablo Casado que “millones de africanos” están preparándose para asaltar nuestras costas, ¿muy nuestras?, ¿incluso para invadirlas de construcciones ilegales?, incluso ¿para ocuparla?, … ¡el discurso del miedo desatado!
Pablo Casado confunde ¡muy conscientemente! : “una emergencia humanitaria” por “una invasión de parias, refugiados, muertos de hambre, perseguidos … y demás ralea”.
Sin que haya ni un gramo de atención a la saña con la que “los fondos buitres”, ¿se acuerdan de las políticas de Ana Botella?, conmilitona del partido del PP, del de Casado, haciendo de las suyas, vía desahucios, vía subida inclemente de alquileres …
Con lo bien que piensa que le irá mintiendo y echando leña al fuego.
A costa de los desgraciados que osen jugarse la vida por intentar arribar a Europa. Ahora dice que va a ir a Ceuta y Melilla a “abrazar a los guardias civiles a los policías nacionales”, y es algo estupendo y muy razonable y justo. ¿Tanto como olvidarse de los voluntarios y voluntarias, de la Cruz Roja, del Salvamento marítimo, que se las ven y desean para atender a los refugiados cuando llegan a salvarlos … y también de los propios migrantes que llegan agonizando, que llegan desesperados …? … ¿o solo están intentando invadirnos?, de manera que tenga razón el pepero Pablo Casado, muy de pata negra, cuando dice que esta supuesta invasión, tan mentirosa como socorrida, sea inasumible.
¿Inasumible? … por ejemplo ¿por España, por Europa?, ¿ante el espectáculo en vivo y directo de una, efectivamente, emergencia humanitaria.
Y a la vez o tras Casado, Albert Rivera, también va a ir a abrazar a las fuerzas del orden.
¿Y al resto?
A la espera, en cualquier caso, también acuda el mismo presidente de gobierno, sujeto de otra mentira de Casado que afirma que “toda esta invasión es consecuencia de la visita que hizo Pedro Sánchez a la llegada del Aquarius”: una mentira pura y dura, miserable y mezquina.
En una táctica muy equiparable a la de un tal Salvini, y un tal Trump: “Fuerte ante los débiles, servil ante los fuertes”.
Mientras es verdad que la situación está a punto del “colapso”, un tema que compete a España, a los españoles, a Europa y a los europeos.
Incluso y si fuera verdad eso de que hubiera ¿un millón de “africanos”? … intentando escapar de sus infiernos, mientras en Europa se dilucida: o la acogida razonable y humana u ¿otras actitudes inclementes, crueles, tales como “desgarrarse devolviéndolos al mar”?. Porque desgraciadamente el ejemplo ya es una muestra a seguir, por ejemplo en Italia, en Hungría, en Austria, en Polonia, en Eslovaquia …
Tal vez porque ¿estará volviendo la ultraderecha?
Al cabo el miedo es muy sensible como para echarse al monte del odio y la complicidad con los ¿ultraderechistas? … tan desacomplejados