Los médicos de los centros de salud se rebelan ante la falta de recursos

25/10/2019

“Defraudados y engañados”. Así se sienten los médicos de los centros de salud en relación a las promesas de cambio de los nuevos gobernantes autonómicos. Diez meses después de su toma de posesión, los facultativos han decidido iniciar movilizaciones para denunciar que poco ha cambiado en la atención primaria y que el déficit de plantilla obliga a los profesionales a ver en torno a medio centenar de pacientes cada día.

Las movilizaciones han arrancado este jueves por tarde con una concentración ante la Delegación del Gobierno de la Junta a la que han acudido un centenar de facultativos y seguirán con una manifestación de toda Andalucía el próximo sábado en Sevilla. Las protestas están respaldadas por el colectivo Basta Ya –que paradójicamente dirigía hasta su nombramiento el actual delegado de Salud, Carlos Bautista–, el Sindicato Médico de Málaga y la asociación Málaga Accesible, que representa a unas 80 organizaciones sociales y de pacientes.

“Los médicos tenemos nuestra ideología política. Pero trabajamos en la sanidad pública; es un servicio y no podemos cerrar los ojos a lo que vemos. En sanidad se mete la tijera de una manera brutal. Los profesionales no nos vamos a callar porque nos sentimos maltratados”, argumentó la presidenta de Basta Ya Málaga, Carmen González. Y lo que ven son consultas masificadas, profesionales que no se sustituyen, equipos obsoletos y hasta falta de espacio físico en los centros. En resumen, nada diferente a lo que criticaban a la anterior gestión socialista y que los populares les prometieron que cambiarían.

“Seguimos muy mal. Necesitamos más plantillas y tiempo para atender a los pacientes con sosiego”, esgrimía González, que lleva dos décadas enarbolando la reivindicación de 10 minutos por enfermo. En la rueda de prensa ofrecida este jueves, Basta Ya y Sindicato Médico han denunciado casos de facultativos que en una mañana tienen que ver hasta 52 pacientes.

El presidente del Sindicato Médico, Antonio Martín, lamentó: “Se han olvidado las promesas”. Tras esta afirmación, opinó que el SAS está “en quiebra”, que tiene que haber un “rescate” para el sistema sanitario como en su día lo hubo para los bancos y que ha “fracasado” el “tan cacareado plan” para impulsar el retorno de los facultativos que se fueron. Al contrario, ambos colectivos aseguraron que las condiciones de trabajo siguen impulsando a muchos médicos a dejar la sanidad pública.

DENUNCIAN QUE MUCHOS PROFESIONALES TIENEN QUE VER A MEDIO CENTENAR DE PACIENTES DIARIOS

El vocal de Atención Primaria del Colegio de Médicos, Ángel García, apuntó que tras el cambio político hubo “cierta esperanza” en que mejoraran las condiciones para los profesionales y los pacientes. “Pero tras 10 meses, no sólo no se han cumplido las promesas, sino que las perspectivas son bastante malas”, afirmó. Por su parte, el presidente de Málaga Accesible, Alfredo de Pablos, hizo hincapié en que la falta de presupuestos para atención primaria se traduce en menos profesionales y menos tiempo para atender a cada paciente. «Así no sirve la asistencia, con cambios constantes de médicos que hace imposible un buen seguimiento», resumió. 

Contratos de uno o tres meses que no fidelizan a los profesionales y que provocan que los pacientes sufran constantes cambios de médico con la consiguiente dificultad para el seguimiento de sus patologías; compañeros que no se sustituyen; centros que incluso tienen problemas de espacio físico como el de El Palo; y presupuestos que no apuestan por la atención primaria fueron algunas las quejas desgranadas por los facultativos.

Los colectivos médicos reconocieron que el nuevo gobierno ha resuelto oposiciones, convocado concurso de traslados y ofertas de empleo y que ha incrementado las plantillas en el Distrito Costa del Sol. Pero hacen balance y ven muy escasos los avances. Por ello, concluyen que “no es lo que esperábamos” y deciden iniciar movilizaciones.