NOS SENTIMOS ENGAÑADOS Y NINGUNEADOS

16/03/2018

El alcalde Francisco de la Torre mintió a los vecinos de El Palo, Pedregalejo y El Candado, cuando en una reunión con ellos en verano del año pasado les prometió que instalaría un medidor de la calidad del aire industrial, que analizase las partículas que se emiten de la fábrica de La Araña, la más contaminante de Málaga (AQUÍ). Ahora, más de medio año después…

…el Ayuntamiento explica que pondrá una dispositivo que tan sólo mida la polución urbana, pasando por alto otros componentes que salen de esta cementera incineradora de residuos, tales como el benceno, altamente peligroso para la salud. Mercedes Pírez, presidenta de la AAVV El Palo asegura que “nos han tomado el pelo, esperábamos que después de gastarse 200.000 euros de nuestros impuestos en el medidor este fuese como el que nos prometió”. Antes de sacar el concurso de licitación del proyecto, la compañía Envira elaboró un informe al que ha tenido acceso esta revista que costó 5.000 euros y que concluyó que no hacía falta una herramienta específica que desvele qué sustancias salen de estas instalaciones. Parece que el Consistorio no quiere que los vecinos de la zona sepan realmente los datos de la contaminación que produce la incineradora y fábrica de cemento de La Araña. Informa EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.


LOS vecinos de la zona este de Málaga, y los de toda la ciudad, continuarán sin saber ni qué están respirando, ni la calidad real del aire. Esto se enmarca dentro de la actual y conocida política del Ayuntamiento de negar la contaminación de la fábrica de La Araña. Durante este último año han abundado los estudios encargados por la Corporación en los que se anuncia triunfantemente que la atmósfera de la localidad es “de las más limpias” AQUÍ y AQUÍ. Todos estos informes tienen algo en común, una pequeña “trampa”, y es que ninguno tiene en cuenta la zona de la ciudad donde está la cementera, ninguno analiza ni el aire de esta área ni mucho menos las partículas específicas industriales. “Nos sentimos engañados, ninguneados” explica Pírez. Cuenta que hicieron alegaciones al contrato de licitación de este medidor urbano, pero no han obtenido respuesta, y el concurso ya ha salido y hay tres compañías que optan a conseguirlo, según ha sabido.

https://www.youtube.com/watch?time_continue=22&v=V6gUMlgMEo4

 

“EL Ayuntamiento dice que después se ampliará y medirá otras partículas, pero no tendremos forma de hacerlo, la Junta será la encargada de administrarlo una vez se instale” indica la presidenta de la AAVV. A su juicio este era “el único elemento que nos iba a dar la razón y comprobar que lo que estamos respirando nos está dañando la salud”. Pírez ya acusó en la comisión de Medio Ambiente al alcalde de “habernos mentido a todos”. El periodista Teodoro León Gross resume claramente en un minuto y medio la cronología de esta historia en su sección en la cadena Ser, El Aguijón de Teo AQUÍ. Aquí se pregunta “¿por qué mentiría el alcalde a los vecinos de Málaga Este?” o si “¿se trata una vez más de proteger a la Fábrica de Cemento?”.

*Mercedes Pírez en la comisión en el Ayuntamiento

PÍREZ ha vuelto a pedir una reunión con el alcalde, pero aún no ha conseguido respuesta, señala que “no sabemos si estos políticos están a sueldo de la empresa o de los ciudadanos que somos los que les pagamos, no encontramos nadie en este gobierno que nos dé su apoyo”. También subraya que la AAVV El Palo recurrió la Autorización Ambiental Integrada (AAI ) que la Junta le concedió a la cementera para que pudiese operar a modo de “blindaje”, ya que sobre el anterior permiso pesa una sentencia que lo anula y que actualmente se encuentra recurrida por parte de la administración y de la empresa a espera de resultado (AQUÍ).