Proyectan acondicionar una finca de Pinares de San Antón para eventos

26/04/2019

El equipo de gobierno municipal ha convocado una sesión extraordinaria de la comisión plenaria de Ordenación del Territorio que se celebrará el próximo martes, minutos antes de que comience el último pleno de este mandato.

La sesión incluye un único punto en el orden del día. Se trata del proyecto de los propietarios de la finca conocida como Huerta del Conde, en Pinares de San Antón, para acondicionarla para la celebración de eventos. Básicamente lo que pretenden es invertir 106.000 euros en acondicionar parte de los suelos de la finca para habilitar unas cuarenta plazas de aparcamiento y un espacio para la instalación de una carpa desmontable. Esta iniciativa requiere de un permiso especial del pleno porque, aunque no prevé edificación alguna, se desarrolla en un suelo que está calificado como no urbanizable y, a raíz de una sentencia, también de especial protección.

Sus promotores son los herederos de Baldomero Rodiles, que durante muchos años fue decano del cuerpo consular en Málaga. Rodiles, que falleció en 2015, compró la finca, de unos 83.000 metros cuadrados, en 1986 y dedicó desde entonces sus esfuerzos en convertirla en un privilegiado jardín botánico que actualmente alberga 125 especies y que ha recibido varios galardones. Alejandro Rodiles, uno de los hijos de Baldomero, resaltó que el proyecto únicamente va a ocupar el 10% de la finca y que solo contempla medidas de «acondicionamiento y mantenimiento de las instalaciones». «Además, nos hemos comprometido a celebrar un máximo de 24 eventos al año», expuso, unas celebraciones orientadas a empresas y marcas de cierto nivel.

Para ello, ya han cerrado un contrato con el tres estrellas Michelin marbellí Dani García, que se encargará del catering. «Es un proyecto con nulo impacto ambiental que va a generar ingresos para poder mantener la finca, que nos cuesta del orden de 80.000 euros al año a la familia», aclaró Rodiles, quien recordó que su padre se encargó de repoblar el monte de San Antón con seis mil árboles tras los incendios de 1993 y 1998. «Calculamos que cada evento podría generar entre sesenta y setenta empleos directos», dijo.

Los promotores habilitarán unas cuarenta plazas de aparcamiento y una carpa desmontable – La Junta ha dado vía a la intervención, que contará con Dani García como chef exclusivo El proyecto, cuya tramitación comenzó en febrero del año pasado, cuenta desde el pasado 4 de abril con un informe positivo de la Junta de Andalucía y, un día antes, con el visto bueno del departamento de Planeamiento de la Gerencia de Urbanismo, que ha desestimado las alegaciones presentadas por la comunidad de propietarios de Pinares de San Antón. Una de esas alegaciones hace alusión al ruido que podrían producir los eventos previstos y la afección por ello a las viviendas cercanas.

No obstante, los promotores han presentado un estudio acústico que avala que en ningún caso les llegaría.