Salud no despeja el futuro de los chares de Málaga que exigió en la oposición

05/05/2019

“Una vez ejecutados los 10 chares previstos [en Andalucía], no se harán más, es decir que las infraestructuras ya iniciadas se van a construir”. De esta aclaración de la Delegación se Salud se desprende que el centro hospitalario de alta resolución (chare) de Estepona, cuyo edificio está acabado, entrará en funcionamiento. De momento, la Junta –encabezada por el PP– no da fechas para esa puesta en marcha a la espera de que el Ayuntamiento de la localidad ultime flecos del proyecto.

Pero la Administración sanitaria no despeja el futuro de otras dos infraestructuras que reivindicaron los populares cuando estaban en la oposición: el chare de Mijas-Fuengirola y el de la zona este de la capital. Porque tampoco los descarta.

El primero fue prometido por la anterior Administración socialista hace 15 años. Nunca lo construyó y no hay ni proyecto. Por eso, en noviembre pasado, la alcaldesa fuengiroleña, Ana Mula (PP), anunció una campaña para exigir la construcción del chare.

Salud esgrime que la planificación se hará con “criterios profesionales, no políticos” El segundo, en la zona este de la ciudad de Málaga, siempre fue negado por la Consejería de Salud cuando gobernaba el PSOE que no lo consideraba necesario. Durante la gestión socialista, el PP, lo reclamó hasta la saciedad. Incluso, el entonces presidente de la Diputación y ahora consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, puso como una de las condiciones para ceder el suelo para un nuevo Hospital Regional en el entono del Materno y el Civil, que los socialistas –que gobernaban en ese momento– construyeran un chare en la zona este.

Pero ahora ante la consulta sobre el futuro de esos dos chares –el de Mijas-Fuengirola y el de la zona este de la capital–, Salud responde que el objetivo es que “la planificación de las inversiones sanitarias se haga con criterios profesionales y no políticos”. La actual Administración andaluza acota: “En la Junta [en alusión a la anterior gestión] no había un programa definido de inversiones. Por eso, queremos impulsar el Plan de Infraestructuras Sanitarias 2020-2030”.

Para ello, la actual Administración regional anuncia en cada provincia se constituirá un grupo de trabajo cuya misión será evaluar los actuales equipamientos y hacer una propuesta de necesidades sanitarias y nuevos equipamientos. Esas conclusiones se elevarán a una comisión autonómica que a su vez presentará una propuesta definitiva que deberá ser aprobada por la Junta.

La Administración reitera su “interés innegable” en mejorar el centro de salud de El Palo “Nuestra responsabilidad es impulsar la construcción de aquellos equipamientos sanitarios que mejor atención den a los andaluces. No se trata de si vamos a poner o no más equipamiento de un tipo”, replican desde la Junta cuando se piden concreciones sobre los chares que se harán y los que no. Y se añade: “Veremos en cada provincia qué tipo de equipamientos son los más necesarios y su priorización”.

El jueves pasado, los delegados del Gobierno andaluz y de Salud en Málaga, Patricia Navarro y Carlos Bautista, se reunieron con vecinos de El Palo y les transmitieron “el interés innegable” del nuevo Gobierno autonómico por las mejoras que precisa el centro de salud de esa barriada ubicada en la zona este de la capital. Según informó la Junta, Navarro y Bautista intercambiaron “propuestas y alternativas sobre la ampliación del centro de salud que están siendo estudiadas”.

Hace poco más de un año, el 24 de febrero de 2018, la plana mayor del PP encabezada por su presidente, Elías Bendodo, se situaba en las Cuatro Esquinas de El Palo para reivindicar en la parte este de la ciudad un chare como el del Guadalhorce, que diera cobertura a los barrios del entorno, Rincón de Victoria y Macharaviaya. Argumentaban que atendería a unas 140.000 personas, más o menos la población que asiste el hospital ubicado en Cártama.

Tras cambiarse las tornas políticas en la Junta, el pasado 9 de abril, los que se plantaron en El Palo fueron los miembros del PSOE. Allí, los socialistas –que siempre habían rechazado el chare en la zona este de la capital– le reprocharon a Bendodo que hubiera renunciado a esa infraestructura. En realidad, la Junta no ha dicho que la descarte, pero tampoco dice que la vaya a hacer, pese a que los populares –que ahora son el Gobierno– la reivindicaron en múltiples ocasiones.

Entre tanto, los vecinos de Estepona parece que van a tener más suerte. Como la Junta no hacía el hospital, el Ayuntamiento se ofreció a construirlo. El edificio ya está acabado. Ahora, la Administración municipal trabaja en una serie de mejoras técnicas solicitadas por la Junta para echar andar esa infraestructura.

El Consejo Social pidió un hospital como el de Cártama en la zona este Hace casi un año –el 10 de mayo de 2018–, el Consejo Social de Málaga se pronunció a favor de que en la zona este de la ciudad de Málaga se construyera un hospital similar al del Valle del Guadalhorce. Estimaba este órgano consultivo que ese chare –que contaría con atención especializada y Urgencias– tendría un coste de 30 millones de euros. Esta infraestructura siempre fue un escollo para el consenso entre el PSOE –que no la aceptaba– y el PP –que la reivindicaba–. En aquella sesión, la Federación de Vecinos Unidad exigió que se incluyera en el documento de conclusiones la palabra chare y que una reivindicación histórica de más de 100.000 habitantes no se despachara “en tres líneas”. Algunas organizaciones que exigían un hospital, en aras de que la Junta avanzara en el proyecto, rebajaron pretensiones y propusieron que se acometiera un centro sanitario menor, pero ampliable en un futuro a un chare. Pero de momento, la infraestructura sanitaria de la zona este sigue sin definirse