Se vende carbón de encina. Carbonería El Palo, en la calle Real

26/08/2018

La carbonería El Palo desempeña de manera eficaz su papel de centinela; quien se conforme con mirar desde las Cuatro Esquinas -calle Real arriba- nunca imaginará el insólito mundo que se oculta detrás, ya que ese negocio hace de tapón. Si el no iniciado decide aventurarse más allá, la casa mata deberá concederle la venia, pues la ciudad trazada a escuadra y cartabón termina donde el rótulo pintado a mano anuncia la venta de carbón de encina; una vez franqueado el angosto paso, serán la geometría sinuosa y la escala íntima las que dominen. En realidad, la casita es una de esas típicas preexistencias que provocan un sarpullido a los urbanistas de la vieja escuela, quienes no descansarían hasta suprimir tan inadmisible irregularidad del parcelario con el propósito de atirantar las alineaciones.