Sindicatos y vecinos se unen para pedir más equipamiento sanitario en la zona Este a la Junta

18/05/2019

A pesar de que las vacaciones se aproximan, denuncian que no conocen aún ningún dato sobre el plan de verano Representantes de UGT, CCOO, Satse, Sindicato Médico, la federación vecinal Unidad,y el Colegio de Médicos –que no pudo estar presente– han creado un frente común para exigir a la Junta de Andalucía la creación de un equipamiento sanitario para los vecinos del distrito Este y alrededores.

La demanda histórica vecinal de crear un equipamiento tipo Chare –centro hospitalarios de alta resolución– es una de las propuestas que el propio grupo social del Consejo Social calificó como necesaria para paliar el déficit sanitario de la ciudad, junto al funcionamiento al cien por cien de los recursos y la creación del tercer hospital, y que fue apoyado por unanimidad por todos los partidos. Sin embargo, sindicatos, Colegio de Médicos y vecinos de la zona presionan para pasar a la acción y recuerdan a la población el compromiso reiterado que hizo el entonces presidente de la Diputación Provincial, Elías Bendodo, y actual consejero de Presidencia: Ceder los terrenos del Hospital Civil para la creación del tercer hospital siempre que la Junta de Andalucía, entonces gobernada por el PSOE, se comprometiera a construir un centro sanitario tipo Chare en la zona Este de la ciudad, según recordó el secretario general de Sanidad de CCOO en la provincia, Rafael González.

Además del compromiso fallido por parte del PP una vez que ha llegado a la Administración andaluza, hasta el momento según las partes afectadas, los sindicatos alegaron otras cuestiones para reforzar la necesidad de crear una infraestructura. Entre los vecinos del distrito Este y el área metropolitana (Macharaviaya, Benagalbón, Totalán, etc) suman más de 90.000 personas, una cifra que sube a 120.000, según los datos de la federación Unidad. Además, están a más de 30 minutos del hospital más próximo, unos criterios similares aplicados para la construcción del Hospital del Valle del Guadalhorce, según apuntaron.

Los sindicatos, por su parte, han solicitado por la vía oficial reuniones con el delegado provincial de Salud, Carlos Bautista, para abordar éste y otros asuntos pero no han recibido respuesta, según indicó el secretario provincial de Salud de UGT, Vicente Sandoval, y no descartan movilizaciones si no obtienen respuesta alguna sobre la creación de ese nueva equipamiento en el distrito Este. Por ello, instan a la institución pública a que se aborde este asunto ya que las únicas referencias hasta ahora han sido que la Junta no construirá más Chares, salvo los ya previstos, o las declaraciones del consejero de Salud, Jesús Aguirre, que afirmó que «el hospital del Este no era una prioridad», según indicaron los propios sindicatos.

El secretario provincial del sindicato de Enfermería (Satse), Juan José Sánchez, recordó que Málaga es la provincia con menos camas de la región andaluza y con menos profesionales por ratio. Asimismo, necesitaría unas 400 camas para ponerse con cifras similares a la media andaluza, un déficit que aprovecha la sanidad privada y se posiciona ya con el 36 por ciento del total de sus camas en la región en Málaga.

El centro de salud, otro asunto Mientras tanto, la delegación provincial de Salud se muestra a favor de ampliar el centro de salud de El Palo, otro de los problemas sanitarios también a tratar en la zona, y se comprometió a principios de mayo a estudiarlo, tras un encuentro con afectados. Otra demanda vecinal que exige la inclusión de especialidades y una plantilla en Atención Primaria acorde a las necesidades de la zona, que cuenta con 30.000 vecinos. Contar con consultas de Traumatología y Fisioterapia, así como ampliar el área de Urgencias son algunas de las reclamaciones que puso sobre la mesa la asociación de vecinos de El Palo durante el encuentro con los dirigentes políticos. El proyecto de ampliación pasa por los terrenos en los que está en la actualidad la comisaría de Policía Local, pero para ello el candidato que resulte elegido alcalde después del 26M debería cederlos y buscar una nueva ubicación para las fuerzas de seguridad. Los vecinos esperan que no haya problema alguno aunque aún no tienen noticias