TODO EN ORDEN

A  la vuelta todo parece en orden. Al menos en el mismo  orden anterior a las vacaciones veraniegas: amenazas apocalípticas  desde los centros de poder económico, aumento progresivo del paro, paulatina degradación de los últimos partidos socialdemócratas (con modificación exprés de la Constitución…), alta probabilidad de que el mal querido representante de la derecha gane las próximas elecciones,  aumento del deterioro de la función docente, amenazas graves sobre la otra joya de la corona: la sanidad, la huida de Gadafi (aquel que pretendía entrar en Bengasi como Franco en Madrid), etc., etc. Da la impresión de que las noticias relacionadas con el instinto de conservación, especialmente aquellas que lo amenazan, tienen mayores posibilidades de éxito que las otras, las que apuntan a la alegría y al goce de la vida. Menos mal que nos compensan con  más fútbol en los únicos días de la semana que aun quedaban libres (¡ay, los nuevos émulos de César!),  algo es algo.

                De entre todas las noticias amenazantes y peligrosas para nuestra convivencia  y futuro próximo, destaco el ataque absurdo hacia la educación y hacia los docentes por parte algunos de nuestros representantes políticos (ni más ni menos) que defienden, según dicen explícitamente en su verborrea demagógica, el bien común; porque  de acuerdo con Joaquín Costa, la escuela es uno de los medios más eficaces de generar ciudadanos libres, productivos, conscientes y  felices.

                                                                                                                                             Antonio Caparrós Vida

Deja una respuesta