Vecinos de El Palo duermen en la calle para denunciar la situación de las personas sin hogar

19/08/2020

La crisis social derivada del coronavirus ha ahondado los niveles de exclusión en Málaga. Es la conclusión a la que llegaron los miembros de la Asociación de Vecinos de El Palo cuando empezaron a ayudar a residentes del barrio a tramitar el ingreso mínimo vital. Así que para denunciar la situación de pobreza en esa la zona y en toda la capital, decidieron hacer una protesta singular: ocupar la plaza y dormir a la intemperie, como muchos de los que se han quedado sin casa o sin ingresos para alquilar una vivienda.

La protesta comenzó a las 20:00 de este martes en el Plaza Niño de las Moras, número 2, junto a la sede de la asociación. Con la movilización, los vecinos reclaman más ayudas por parte del Ayuntamiento de Málaga para las personas vulnerables o en situación de exclusión social.

“Le pedimos al alcalde que, en vez de tantos cargos que cobran incluso más que él, destine más presupuesto a bienestar social, que lo ponga entre las prioridades”, argumenta la presidenta de la organización vecinal, Mercedes Pírez. “Hacemos esto por el barrio en particular y por la ciudad en general”, acota.

Aunque ese sector de la ciudad tiene de media un alto poder adquisitivo, la presidenta de la asociación aclara: “Hay millonarios en la zona, sí; pero también hay una franja importante de pobreza, pensionistas a los que nos les alcanzan los ingresos para vivir”. De hecho, Pírez recuerda que hay personas que duermen debajo del puente del arroyo Jaboneros y que recientemente una persona del barrio se quedó en la calle porque no tenía para pagar el alquiler.

La acampada la protagonizan una decena de vecinos de la asociación que durante la crisis sanitaria del Covid y su consecuente impacto social intentaron ayudar a los usuarios que acudían a esa organización buscando ayuda. Con las oficinas públicas cerradas debido al confinamiento y toda la Administración on line, les ayudaron a rellenar impresos y a hacer trámites por internet a aquellas personas que no sabían o no tenían ordenador en casa para cumplimentarlos.

“Conocimos de primera mano la situación real de las personas sin hogar en la ciudad”, explica Pírez. A continuación denuncia que los alojamientos municipales “están todos llenos” y que hay “lista de espera para tener un lugar donde dormir”. Por eso, desde la asociación se hace hincapié en que en estos momentos de crisis social, “lo que ofrece el Ayuntamiento a corto plazo es estar en una lista de espera”.

Uno de los vecinos se prepara para dormir sobre cartones.
Uno de los vecinos se prepara para dormir sobre cartones. / ÁLVARO CABRERA

La protesta vecinal reivindica más apoyo de la Administración municipal hacia las personas en riesgo de exclusión o en situación de vulnerabilidad. Entre otras propuestas, la organización sugiere que se habilite un polideportivo para alojarlas, respetando siempre las medidas de seguridad recomendadas para contener la pandemia. “Con dos cargos menos de esos que ganan más que el alcalde se podría poner un piso a disposición de esas personas”, insisten desde la organización vecinal.

La ocupación de la plaza se prolongará durante 24 horas. Desde las 20:00 del martes a la misma hora del miércoles. Tienen previsto dormir sobre cartones o lo que encuentren en la calle, como hacen los sin techo, para sensibilizar acerca de una situación que ha agravado el coronavirus. Una realidad que los representantes de la asociación consideran “crítica” y de “extrema pobreza”.

PIDEN AL AYUNTAMIENTO MÁS PRESUPUESTO PARA LUCHAR CONTRA LA EXCLUSIÓN SOCIAL

“Ayudando a estas personas a tramitar el ingreso mínimo vital, vimos que hay mucha gente en el barrio que no puede pagar el alquiler, que no tiene ningún ingreso en casa y que no encuentra una salida”, argumentó Pírez.

Desde la organización se recuerda que en la ciudad de Málaga hay unas 370 personas viviendo en la calle. Cuando alguien se queda en esa situación, los Servicios Sociales lo derivan al servicio de Puerta Única. El problema es que con la crisis social profundizada por el Covid 19 hay lista de espera, según aseguró Pírez.

Inicio de la protesta de la asociación vecinal para sensibilizar contra la exclusión y los sin techo.
Inicio de la protesta de la asociación vecinal para sensibilizar contra la exclusión y los sin techo. / ÁLVARO CABRERA

Los representantes vecinales aclaran que los Servicios Sociales de El Palo “funcionan bien”. Pero añaden a continuación que la dificultad radica en que los recursos son “insuficientes”. Por eso, ocupan la plaza. Por eso han decidido dormir a la intemperie, como los sin techo. “Para llamar la atención sobre un problema que nos va a explotar a todos en la cara. Debemos atender esta crisis que tenemos encima y no podemos dejar a la gente en la calle”, advierte la presidenta de la organización paleña.