Vecinos de El Palo vuelven a exigir la ampliación del centro de salud

18/06/2020

Los vecinos de El Palo, ahora que el coronavirus da un respiro a Málaga, vuelven a la carga con su reivindicación que se amplíe su centro de salud; una demanda que llevan enarbolando desde hace más de cuatro años, por la que han protagonizado movilizaciones y han recogido más de 3.000 firmas. “Ahora, en esta situación de pandemia, esa ampliación es más necesaria que nunca”, esgrime la presidenta de la Asociación de Vecinos de El PaloMercedes Pírez. Alude al papel clave que tiene la atención primaria en la detección precoz de los contagios.

En febrero, los representantes vecinales y del Ayuntamiento de Málaga mantuvieron la tercera reunión en torno a este asunto. El estallido de la pandemia obligó a posponer sine die el encuentro que estaba convocado para marzo. Ahora que la situación parece bajo control, los vecinos insisten en su histórica reivindicación. Advierten que están “hartos” de que se demore el proyecto.

La ampliación corresponde a la Administración sanitaria autonómica, que es la que tiene las competencias. Pero el problema es la falta de suelo. Por ello participa el Ayuntamiento de Málaga. Los vecinos están cansados de que las administraciones municipal y autonómica no den una respuesta a su reivindicación. Ambas sin embargo, ya indicaron en octubre del año pasado que estaban analizando “diferentes opciones”. Los vecinos proponían que se ampliara con suelo del cuartel de la Policía Local contiguo al centro de salud.

RECUERDAN QUE EL PP ABANDONÓ SU IDEA DE UN HOSPITAL EN LA ZONA ESTE Y EXIGEN LA AMPLIACIÓN

El Consistorio barajó un colegio ubicado en la zona, el Gutiérrez Mata, para el proyecto, pero finalmente se descartó. También se estudio su posible ubicación en la zona de La Milagrosa, pero se desechó. En aquella reunión de febrero, el Ayuntamiento informó a los vecinos que otras alternativas podían ser que se ampliara en la misma pastilla del centro sanitario, bien creciendo en altura o comiendo espacio a su propio aparcamiento. Pero que eso dependería de lo que determinasen los técnicos de la Delegación de Salud.

Pero lo cierto es que la demanda vecinal sigue sin respuesta. Para la asociación, se trata de un “problema urgente”. Por ello, exigen al Ayuntamiento que convoque cuanto antes una nueva reunión, y que se invite a participar al delegado de Salud, Carlos Bautista, para que entre ambas administraciones acuerden “de manera conjunta y definitiva” cual va a ser la solución para la cesión de terrenos del Ayuntamiento a la Junta de Andalucía.

Pírez detalló que reclaman algo más que un centro de salud. “Casi un CARE”, precisa. Es decir, una infraestructura similar a Barbarela o el centro José Estrada. De manera que no solamente funcione como centro de atención primaria, sino que también cuente con las especialidades más demandadas y fisioterapia. Desde la asociación vecinal se argumenta que cuando las instalaciones se abrieron hace unos 30 años, atendían a 26.000 personas. Ahora, asisten a más de 36.000 y con el mismo espacio. De hecho, los profesionales describen “consultas calientes” porque hay tan poco sitio que las tienen que compartir de forma sucesiva hasta por tres facultativos en una misma jornada.

Pírez recuerda además que el PP –que gobierna en el Ayuntamiento y en la Junta– llevó como promesa electoral en los últimos comicios autonómicos el hospital en la zona este de la capital. “Cuando les interesaba porque eran oposición vendían esa necesidad. Ahora que gobiernan lo han dejado caer, ya no es necesario. Es la doble cara de los políticos”, critica. Por eso argumenta que dado que el Partido Popular ha abandonado la idea de hacer un hospital en esa parte de la ciudad, debe comprometerse con la ampliación del centro de salud de El Palo, “hacerla y dejar de marear la perdiz”.

Precisamente, este sábado a las 12:00 ante ese centro de salud tendrá lugar una concentración de Marea Blanca, una organización que defiende la sanidad pública. Es una movilización nacional, pero se realizará precisamente en una de las infraestructuras cuya mejora reclaman los vecinos. Esta protesta es respaldada por los Yayoflautas de Málaga, un colectivo que agrupa a jubilados y pensionistas.