“Vuélveme a la edad aquella en que vivir es soñar”·

06/01/2018

Agranda la puerta, padre,

porque no puedo pasar;

la hiciste para los niños,

yo he crecido a mi pesar.

Si no me agrandas la puerta,

achícame, por piedad;

vuélveme a la edad bendita

en que vivir es soñar.

Gracias, padre, que ya siento

que se va mi pubertad;

vuelvo a los días rosados

en que hijo no más.

Hijo de mis hijos ahora

y sin masculinidad

siento nacer en mi seno

maternal virginidad.

La segunda mitad del poema, a partir de “Gracias, Padre, que ya siento”, no se incluye en las versiones que se están difundiendo por redes sociales. Esta poesía es una de las 1775 que componen Cancionero, los poemas que escribió entre 1928 y 1936. Fue publicado en 1953.